Mercedes Vallenilla

CEO & Founder
🇻🇪Venezuela & 🇲🇽México

Nací en Caracas, Venezuela en el año de 1969. Venezolana de nacimiento y mexicana naturalizada por adopción. Soy Licenciada en Psicología con especialidad en Psicología Social por la Universidad Central de Venezuela con 30 años de experiencia. Maestra en Ciencias del Matrimonio y de la Familia por el Instituto Pontificio Juan Pablo II y la Universidad Anáhuac. Candidata a Doctora por la Universidad Anáhuac en México.

He participado durante más de 30 años en diferentes obras sociales en el medio de la filantropía y apostólicas al servicio de la Iglesia Católica en Venezuela, Filipinas y México, así como en otros países iniciando como voluntaria desde mis años de adolescente y posteriores como joven católica.

He publicado cuatro libros sobre espiritualidad y psicología. He sido invitada a varios programas de radio católicos y de Televisión en México, Colombia y Estados Unidos respectivamente. He sido invitada como asesora de diferentes congregaciones y movimientos católicos que conforman la diversidad de la Iglesia en temas de discernimiento vocacional y formación de los laicos.

Me desempeñé durante 7 años como Directora General de una fundación en México orientada a la prevención y atención de mujeres de escasos recursos donde coordiné la operación de un centro de llamadas -Call Center- para brindar asesoría psicológica virtual. Debido al impacto social de este programa, pude establecer alianzas estratégicas con empresas transnacionales para la prevención y atención de las problemáticas de la mujer trabajadora, además de participar como asesora de algunos programas de prevención de grupos vulnerables de la mujer con el Gobierno mexicano.

He realizado innumerables cursos de actualización entre los que se encuentran el de Psicología Positiva, La Resiliencia, Psicología Social, Psicología de los Grupos, Neuropsiquiatría, Creatividad e Innovación, Morfología del Cerebro y los Procesos Cognitivos, la Morfología del Cerebro de la persona adicta entre otros. He impartido conferencias y cursos en México, Estados Unidos, El Salvador, Colombia, Filipinas e Italia dando mi primera conferencia a los 18 años.

Vivo en México desde 1996. Desde el 2011 ejerzo mi profesión como psicóloga a través de un consultorio virtual atendiendo a pacientes de diferentes partes del mundo vía internet aplicando de esta manera todos los conocimientos que han surgido por los años de experiencia en la psicología virtual en esta forma de ejercer la psicología como ciencia.

Mi práctica como psicóloga católica está sustentada en un Modelo de Acompañamiento Psicoespiritual basado en la espiritualidad del Buen Pastor, donde combino la psicología humanista y la espiritualidad cristiana. El mismo ha surgido de mi experiencia como profesional atendiendo a personas con creencias religiosas basadas en el cristianismo, así como en mi experiencia personal como mujer de fe en el camino del sufrimiento y del dolor que me llevaron -gracias a mi enfermedad- a formarme desde la filosofía cristiana, la teología y la psicología humanista por muchos años en el tema.

A su vez, he mantenido un ministerio desde el 2010 brindando herramientas psicológicas y espirituales de forma gratuita a los fieles católicos a través de la página web Psicología Católica Integral.

Me encuentro actualmente estudiando un doctorado con el objetivo de poder heredar el Modelo de Acompañamiento a la Iglesia Católica a través de la Escuela de Psicólogos Católicos «Psycath» el cual he probado con éxito por muchos años. Tengo contemplado a la vez divulgar el Modelo a través de una colección de cuatro libros compartiendo el sustento epistemológico que da origen a la teoría, la sistematización del Modelo con la metodología de acompañamiento, el rol del terapeuta cristiano, así como el poder que tiene el acompañamiento virtual.

Estoy felizmente casada desde hace 30 años en el 2021 con mis dos hijos de 29 y 23 años. Intercath es un sueño hecho realidad de brindar una solución integral desde la ciencia y desde la fe a tantos católicos del mundo que necesitan acompañamiento y que no alcanzo a ayudar. De esta forma, intento ser fiel a lo que Dios me ha pedido desde que despegó el avión de Venezuela cuando me fui a los 25 años de misionera a Filipinas: «a partir de ahora te ocuparás de mis cosas, que yo me ocuparé de las tuyas». Intercath es una misión que me fue revelada por el amor del Buen Pastor desde la eternidad y para la eternidad de mi alma y de las almas de los que sufren por sus heridas emocionales no sanadas.

En el año 2021 cumplí 29 años de haberme enfermado. Después de 17 cirugías y de haber estado 4 veces con una alta probabilidad de morir, de haber sido desechada y discriminada por enferma, de vivir a diario con un constante dolor en mi cuerpo y con la amenaza de una nueva cirugía, de vivir de milagros de la divina providencia cuidando de mis cosas, comprendo que Dios me ha tenido aquí contra viento y marea por esta misión donde a través de mi profesión Él rescata a la oveja perdida.

El Padre bueno y fiel, ha colocado ante mis ojos a cada uno de los miembros de mi equipo en Intercath, para que este anhelo llegue a término. Así, como la misma oración de Jesús para elegir a cada uno de los apóstoles, Él me fue relevando a sus elegidos para que juntos, lleguemos a cabo esta misión trasmitiendo la alegría de la resurrección de un Cristo que nos mostró su cuerpo con sus heridas sanadas. Gracias a ellos, no me siento sola en esta enorme responsabilidad que Él me reveló por amor.

A través de Intercath cumplo mi sueño de brindar luz, consuelo y esperanza a mis hermanos en la fe, enriqueciendo con mi entrega a mi amada Iglesia en nombre de Cristo, el Buen Pastor a quien sirvo y serviré hasta el día de mi muerte cuando me toque partir a la casa a encontrarme finalmente con mi Abba Pater y con mi Madre, la Morenita del Tepeyac.

Al ver atrás todo lo vivido y todo lo sufrido en esta historia de dolor y amor, comprendo que el dolor no me robo el amor para que a través de Intercath esto sea también posible para otros.

Ir arriba